ATP PISCINES – Construcción y mantenimiento de piscinas en Girona

Piscinas de Agua Salada

¿Quieres saber como funcionan? Sus ventajas e inconvenientes …..

¿Quieres reducir el consumo de productos químicos para el mantenimiento de tu piscina? ¿Buscar una alternativa más saludable y natural para tu piel y tus ojos?

Entonces deberías tomar como opción tener una piscina de agua salada!!! Es importante que conozcas cómo funcionan, sus ventajas e inconvenientes, de un sistema de mantenimiento que cada vez se utiliza más tanto en piscinas públicas como privadas.

 

Foto 23 3 19 20 00 40 - PISCINAS DE AGUA SALADA

Cómo Funcionan

Las piscinas de agua salada funcionan con cloradores salinos, que es un equipo integrado al sistema de filtración de la piscina. El primer paso es, añadir sal a la piscina según los m3 de agua de la misma. Después, mediante el clorador salino se genera de manera autosustentable el hipoclorito (cloro) creado de manera natural. Este se descompone y vuelve a su estado inicial. En otras palabras, vuelve a convertirse en sal.

Este sistema se destaca por su eficacia, al brindar un ciclo de filtrado ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

Una de las cosas que debemos saber sobre las piscinas de agua salada, es que estas tienen niveles de sal muy inferiores a los que encontramos en el agua del mar. Las piscinas de agua salada contienen solo un porcentaje muy pequeño de sal, para ser un poco más exactos entre un 10% o menos en comparación al agua de mar. La sal que se utiliza para las piscinas es cloruro de sodio. ¡EXACTO! esa misma sal que utilizamos para la cocina.

 

Ventajas de las Piscinas de Agua Salada

Como principal ventaja tenemos el ahorro en productos químicos para el mantenimiento. Evitamos olor a cloro en el área, o derramar excesivamente químicos en el agua que podría conducir a irritaciones en la piel y los ojos.

Es un sistema que brinda un ciclo de filtrado ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

 

Inconvenientes

Uno de los principales inconvenientes podría ser el coste de la instalación de los equipos, que no dejaría de ser una inversión que garantizaría beneficiarnos de las ventajas anteriormente mencionadas, pero que supone un desembolso inicial de dinero. Otro inconveniente es, si al bañista le desagrada el agua salada. Más allá de que sea casi imperceptible.